Por qué se celebra halloween?

Hace más de 2.000 años, la noche de Samhain, los celtas apagaban las luces y esperaban que la muerte no tocara a sus puertas. La cultura celta abarcaba las islas británicas, Escandinava y Europa Occidental y esta tradición del Samhain se extendió por todos estos territorios llegando a ser una de las más populares y de hecho podemos decir que a pesar de cierta distorsión se ha mantenido como algo tradicional en norte América y el resto de occidente. 

Pero . . .Por qué se celebra halloween? 

Sacerdotes paganos celtas celebraban la noche del Samhain en la que los espíritus volvían a caminar por la tierra, buscando poseer a los vivos. Por eso no se encendía ningún fuego, las casas permanecían frías y oscuras, sus dueños se vestían fúnebremente para evitar la atención de los muertos y de este modo se creía que en la noche de los muertos se podía seguir con vida si se pasaba desapercibido. 

también, así celebraban los celtas el final del verano y el fin de las cosechas y, con ello, el comienzo de un año nuevo. 

Cada 31 de octubre, esta fecha era además una fiesta dedicada a dos dioses: Morrigan (diosa de la guerra y de la muerte) y Dagda (una deidad secundaria relacionada con la abundancia). 

A pesar de su origen tenebroso, quizá lo más curioso de esta celebración no sea su carácter lúgubre, sino la mezcla de rasgos culturales que hoy en día aglutina en una sola fecha las tradiciones de varios pueblos. 

El 31 de octubre de cada año se reúnen muchos brujos y brujas de todo el planeta para lanzar sus hechizos, hechizos contra la humanidad, contra personas o inclusive para obtener favores de entidades no humanas, de entidades demoniacas que se mueven alrededor del mundo pues son invocadas por estas personas. 

La mayoría de personas en occidente considera esta festividad como algo inocente, como algo que no hay que prestarle mayor importancia ya que utilizan este día para hacer fiestas de disfraces masivas los chicos salen a las calles a solicitar dulces por lo cual es muy esperada en Estados Unidos esta fecha ya que las personas tienden a celebrar y adorar a satanás. 

Muchos de ellos no se dan cuenta, que lo que están haciendo es adorar al príncipe de este mundo pues están adorando principalmente a los muertos, haciendo una celebración para llamarlos.  

Una de las tradiciones más populares en el Halloween actual es el de ahuecar y tallar una calabaza. El origen real de esta tradición era la de hacer un farol llamado Jack-o-lantern surgido del folklore irlandés del siglo XVIII. Cuenta la leyenda de esta tradición que Jack era un bebedor, jugador y holgazán que pasaba los días tumbados bajo un roble. En una ocasión se le apareció Satanás para llevarlo al infierno; pero Jack le retó a trepar al roble y, cuando el diablo estuvo en la copa del árbol, talló una cruz en el tronco para impedirle descender. Entonces Jack hizo un trato con el mismo diablo: le permitiría bajar si nunca más volvía a tentarlo con el juego o la bebida. 

Cuando Jack murió, sin embargo, no pudo entrar al cielo debido a sus pecados en vida, y tampoco pudo hacerlo en el infierno por haber engañado al diablo. Con el fin de compensarlo, el satanás le entregó una brasa para iluminar su camino en la noche helada por la que debería vagar hasta el día del Juicio Final. La brasa estaba colocada dentro de una cubeta ahuecada que era un nabo, y que tenía que arder por siempre como un farol. 

Es así como podemos ver que las historias relacionadas con el 31 de octubre y halloween conlleva un encuentro con las fuerzas malignas de este mundo que quieren poseer o destruir al hombre. 

Los cristianos no deberían participar en las fiestas que exalten al príncipe de este mundo por eso estimada audiencia si alguno cae en la tentación de adorar a satanás en 31 de octubre yendo a alguna fiesta o siendo participe de esta celebración, déjeme decirle que estaría adorando a Satanás, estaría siendo participe de una fiesta oscura que adora a las entidades malignas a los espíritus hediondos que rodean la tierra y que están sedientos de maldad.